La formación en cualquiera de sus modalidades debe ser uno de los ejes de crecimiento de nuestro restaurante. Gestores, cocineros, camareros, sumilleres, etc. Este sigue siendo un grave problema de nuestra cultura empresarial. Pensar que lo que hay que hacer es trabajar y punto.

En realidad no sabemos cuánto desconocemos hasta que alguien nos lo dice. Por eso nuestra recomendación es la formación continua y planificada, de gestores y técnicos de cualquier operación del negocio.  Si no lo hacemos perderemos y nos quedaremos estancados. Levantar o abrir un negocio es relativamente complejo, pero perdurar depende de la mejora continua, de la formación continua y de la innovación continua.

Si te planteas esta cuestión como gerente de un restaurante, ahora tienes la oportunidad de crecer en el Programa Superior de negocios de Restauración que abre la Cámara de Comercio de Valladolid. Ya no basta con cocinar bien, con conocer a mucha gente o tener un buen proveedor. Te lo recomendamos.